traductor

sábado, 29 de agosto de 2015

La eterna ambivalencia

¡Despierta humanidad! ¡El sol nos llega!
variadas realidades sin respuesta.
La interna percepción de la alegría,
pancartas por la paz... gritos de ira!

La cósmica visión de algunos hechos...
urgencias de submundos más internos,
Vitrales de color ante los ojos...
verdades consensuadas en su entorno.

La cuota de piedad... y la violencia,
versiones de humildad y de coherencia.
Agujas de relojes... y sus valencias,
un ciclo en espiral... se regenera.

Rutinas diferentes... azarosas,
alternan epopeyas y derrotas.
Alertas de letales osadías...
son puestas a valuarse en valentía.

La eterna ambivalencia sostenida,
la causa a discernir... y la utopía.
Los juegos de valor... y sus reyertas,
los -ismos son sufijos que etiquetan.

Despierta Humanidad!... somos un tiempo,
la extraña dualidad... "malos y buenos",
"mentiras y verdad"... "frágil y eterno",
los icebergs imponentes... los deshielo.

Sin esa sensación de garantía,
la vida es una opción... un día a día.
Visión caleidoscopica... creativa,
los mismos, los que aprenden... los que olvidan.

Norma Marchetti
29/8/15





lunes, 10 de agosto de 2015

La escasa percepción de algunos daños


¿A dónde va la luz de la inocencia,
los sueños que se rompen en la escena,
los daños transcurridos y los miedos,
las noches entre insomnios y misterios?

Un tiempo entre espinas y peñascos...
un lapso en el alivio del amparo.
Y aquellas estupidez de idealizarnos... 
y aquellos ojos tristes del ocaso.

Enojos sin sentido... dolorosos,
la culpa puesta en hombros de los otros.
La carga de la ofensa... los agravios,
la escasa percepción de algunos daños.

Un nudo en la expresión de la garganta,
la sed de sedición se queda anclada.
Acerbos sin razón... indispensables,
caminos asertivos... descartables. 

Norma Marchetti
10/8/15



domingo, 9 de agosto de 2015

De zaguán abierto


Buenos Aires guarda mitos centenarios,
fantasmas, pasajes, cafés y bohemia.
Tardes desde adentro, lluvia invernales,
mates, tortas fritas, reuniones y verba.

Puerto de inmigrantes que dejaron huellas,
trabajo de campo, arrabal y arenga.
Un tango de guapos, lunfardo y herencia,
arte en las fachadas, candombe... poetas.

Gringos y paisanos, nativos... fronteras,
historias de hombres, mujeres y guerras.
Libertad en su suelo para toda raza,
cultura de adobe, contrastes... distancia.

Un rincón lejano de brazos abiertos,
paisajes soñados, adoquines... cuentos.
Hambre sin sentido, egos sin remedio,
solidarias manos se alzan del pueblo.

Una tierra mansa, de zaguán abierto,
como abuela Ninfa y sus muchos nietos.
Como pan de campo, telares, viñedos,
y el fruto maduro cortado a su tiempo.

Argentina Madre... la Mujer Hermana,
morada de abuelos... de culturas varias .
Futuro de ciclos que sigue la sangre,
corazón latiendo dentro de sus valles.

Norma Marchetti
9/8/15

martes, 4 de agosto de 2015

Ese irrespetuoso instinto del hombre


Abriendo ventanas, estirando el tiempo,
el aire fecundo se alberga en mi cuerpo.
Una voz interna me llora de a ratos...
corazón sensible sin puños cerrados.

Soy un ser extraño fundido en la arena,
de azorados ojos por tanta violencia.
De intuición alerta cubriendo mis poros,
de brazos caídos... de activo retorno.

Ese irrespetuoso instinto del hombre,
que lleva al abismo lo que se le opone.
Y yo a contramano, cansada... abatida,
busco mis motivos en introspectiva.

Tal vez no lo entienda... o quizás no quiera,
fiel a mis razones... aunque no se pueda.
Presente en la ausencia de miradas frías,
ausente en la afrenta donde no hay valía.

Soy la flor silvestre de simple apariencia,
esa brisa suave que a veces se enerva,
un sonido agudo de sonrisa y llanto,
extraña inocencia para tantos años.

Norma Marchetti
4/8/15