traductor

sábado, 9 de septiembre de 2017

Sobre lienzo blanco


Me dibujo azul sobre lienzo blanco,
con los ojos lentos y mis pies descalzos.
Y me siento ajena.. y me siento amorfa,
una luz muy tenue se escurre en la copla.

Brújula sin Norte perdida en la arena,
un desierto blanco plagado de huellas.
Una esquina triste perdida en la sombra,
un sonido agudo bajo la zozobra.

Sonido del viento entre la hojarasca
que se arremolina entre las distancias.
Nada en los saberes que protege el día,
poco en las estrellas que miran de arriba.

Fuerte en mascaradas al cruzar los cercos,
humana en el borde que atraviesa el cuento.
Una esquela torpe que poco declara,
una mano fría frena la templanza.

Formas apiñadas sobre muros gruesos,
nulas las opciones para los intentos.
Un manto de niebla cubre la mirada...
confuso paisaje... figuras veladas.

Norma Marchetti
09/09/17

martes, 29 de agosto de 2017

Verdades apropiadas


Verdades apropiadas de otros ojos,
destellos reflejados desde el fondo.
Alud de flores blancas... son cascadas,
carriles de acuarela... son de agua.

Un centro, un huracán... un holocausto,
figuras de metal que dan abrazos.
Es cerco o escalera recostada,
las letras del revés para espejarlas.

Respeto en la figura... y en silencio,
un tiempo de lograr el gris del centro.
Las palmas se reúnen... no es plegaria,
la tregua del mutismo... mil palabras.

Sonrisas en los labios... dibujadas,
las rosas de esos óleos... pinceladas.
Los sables sin su filo... mascaradas,
vocablos que no suenan... pero atacan.

Un rostro en las arenas de los años,
la historia en la visión de corto plazo.
Océanos inmensos, salitrosos,
se quiebran sin sentido frente al golfo.

En nombre de la paz se crean guerras,
se ahogan esos sueños que no integran.
Ajustes al patrón que clona efectos...
mi huella digital es mi argumento.

Norma Marchetti
29/08/17

sábado, 29 de julio de 2017

Displicencia


La imagen borrosa... espejo empañado,
paisaje de sombras donde faltan trazos.
La llama encendida bajo un tronco verde.
como margaritas de un jardín agreste.

Miradas que cruzan espacios sin forma,
abiertas las manos... y una larga sombra.
las cruces sin muertos, velas sin pabilo,
cuartos luminosos... refugio escondido.

Va pidiendo flores... se escuchan ladridos,
su mundo se puebla de temor fallido.
Nadie ve su rostro, ese... el verdadero,
el que nadie oculta al sembrar un verso.

Ya rompió cadenas y estacas filosas,
hoy curó sus manos y cincela estrofas.
No ajusta a la forma del mundo acotado.
un líquido tibio en sus ojos mansos.

Silencios tan grises que parecen nubes,
un verbo atinado que nadie percibe,
solo dos palabras... o tal vez un gesto...
abren los volcanes del profundo infierno.

Se cierran los labios, niegan diferencias,
un latir lejano huele a displicencia.
Los ojos dolidos, la sangre cansada...
se pesan los lazos en frías balanzas.

Norma
29/07/17


martes, 25 de abril de 2017

Nacer de nuevo al sol entre los muros.


Volver sobre los pasos del silencio...
ahondar sin otra lógica que el rumbo,
caer en el mutismo de otras voces,
poner la claridad en lo profundo.

Perder las obsesiones más superfluas,
mudarme a ese universo más oculto,
saber que voy a hacer cuando no sea...
nacer de nuevo al sol entre los muros.

Abrir aquellos libros que he guardado,
cubrirme con los brazos el vacío,
guardarme los esfuerzos no deseados,
poner en cero el flujo más activo.

Cargar esa visión que da la infancia,
correrme del camino deprimido,
mutar la perspectiva y sus decoros,
sentarme en mis rincones derruidos.

Abrir dentro del ojo esa mirada,
armar amaneceres expandidos,
buscar alguna luz... y ser axioma,
un prisma, una ilusión... algún motivo.

Norma
25/4/17






martes, 14 de marzo de 2017

Puertas de papel


Esa extraña sensación tan conocida,
se me arrima a mi costado más endeble.
Si ese fuerte vozarrón se hace desdicha,
se me nubla la visión de lo presente.

Ya no sé si es un adiós lo que lastima,
o ese intenso resquemor de la contienda.
Hoy los ojos del tal vez están cansados
y no ven más que temor cuando se encierran.

Y me siento a respirar el aire ajeno,
no soy más que otra ausencia... soy de sombra.
Mi incentivo es caminar sin más sentido,
sin palabras, sin hogar... entre la niebla.

Esas puertas de papel están cerradas,
esas lágrimas del sol son su deceso.
Si me agoto y  mi razón se hace cenizas,
resucito en el fervor de estar de nuevo.

Es dormir y despertar... es llanto y risa,
cuando expiro y entro en mí el aire nuevo.
Una cíclica señal... el tema ambiguo,
la aventura de aprender... morir a medias.

Norma 

viernes, 17 de febrero de 2017

Me niego a ser silencio complaciente.


Me siento en la cornisa de mi mundo,
observo el zigzaguear de una vertiente.
No quiero el pulular de la inventiva...
me siento a meditar que es pertinente.

Escarbo en los rincones desidiosos...
expando mi emoción sin continente.
Arribo en el andén más solitario...
escarbo en los pilares de mi mente.

Abrazo mi interior, reviso heridas,
relajo el corazón algo vehemente.
Consumo soledad... y es brisa fresca,
abrazo este temor que me detiene.

Reparo fortalezas herrumbradas,
impera en mi interior la voz hiriente.
Afuera esta nublado, no hay estrellas....
reparo mi visión más inconsciente.

Me niego a ser la excusa de una causa,
me ahogo en las verdades displicentes.
soy carne, soy esencia y perspectiva...
me niego a ser silencio complaciente.

Le escribo a mi coherencia amurallada,
dibujo algún mural algo elocuente.
Poesía, es el temblor, latido y calma...
le escribo al que me oye aún sin verme.

Norma


,

jueves, 2 de febrero de 2017

De adentro hacia afuera


Un flujo de letras muy desordenadas
arrasan intentos de seguir callada.
Mis ojos cerniendo imágenes obvias,
traspasan el muro... siembran mi memoria.

Mi mundo de niña transmuto sin pausa,
la silla en la puerta, se infartó con causa,
muñecas con alas, no son ni leyendas
y el manso rebaño... no sabe que era.

La ficción de antaño abraza ciudades,
música sin cuerdas, vientos... ni timbales.
Dudas con respuestas que no son certezas,
anónimos, nombres... todo en la palestra.

Voces de tormentos y final incierto,
espíritus libres buscando hacia adentro.
Caras fabricadas y aspectos tribales,
cuestionan a gritos los mundos reales.

Juzgar ya no es justo... quedará obsoleto,
misterio no es nombre para lo ya expuesto.
La verdad no es una, por tanto no es cierta,
la culpa no existe... cada uno arriesga.

La paz es un logro de adentro hacia afuera,
nadie es tan distinto... la emoción es buena.
Ancestral sapiencia abre las salidas...
acción en consciencia... respetar las vida.

Norma

domingo, 29 de enero de 2017

La estrella azulada


Se fueron los años que soñé en certezas,
en ancianos años, como en mis quimeras,
donde se culmina la etapa del llanto...
donde la sapiencia descansa de enfados.

Se marchitan hojas... y la vida pasa,
un cierto suspiro anida en la calma.
El silencio es sabio... o mal consejero,
un amigo errante que oprime el aliento.

Nada se ve igual... todo en transiciones,
ya no hay pasamanos, ni pisos, ni bordes.
Huracán de voces abriendo fronteras,
y yo en estos ojos muriendo de pena.

Es fuerte el oleaje que sacude el agua,
que impone derechos sobre otras almas.
La carrera es cruenta y el ego se instala,
de tanto egoísmo... algunos se apartan.

Me ahogo en versos... y quedo obsoleta,
creo estar en luces... pero estoy a ciegas.
Las caretas brillan y venden fachadas...
yo, en blanco y negro miro... no veo nada.

Observo la escena... pero estoy afuera,
ya no se si quiero unirme a la apuesta.
Soy tan transparente, que no soy ni brisa,
a veces soy fuego... o soy mis cenizas.

Busco sin un Norte la estrella azulada,
esa, la del cuento que escribí en mi infancia,
la de otro siglo, la que fue utopía,
la ya no he visto... porque no existía.

Ávida de historias y verdades nuevas,
me siento a un costado de mundanas guerras.
Defiendo vehemente lo que creo cierto...
no entiendo que pasa en el mundo ciego.

Norma Marchetti ♡
29/01/17

viernes, 13 de enero de 2017

Incertidumbre


Ese gran espacio gris entre la bruma,
esa hoja sin leer sobre mi espalda,
ese inicio de vivir que siempre es duda,
la orquídea mas oculta ... entre las ramas.

Esas voces sin sonido en los poetas,
esos cuadros sin pintar, que aún son telas,
ese cuento que murió de adolescencia...
las promesas sin cumplir... cruces de piedra.

Esa fe que fue columna en la tormenta,
los motivos de vivir en la contienda,
el misterio de la luz cruzando un prisma,
infinitos sin certezas que se amplían.

Tironeo entre los mundos más diversos,
las visiones más inhóspitas de un cielo.
El delirio que es ficción... o es certeza,
voy lidiando en las razones que no cierran.

Volar... porque mis pies son más livianos,
sentir que no hay un piso en lo mundano.
Creer tan solo en hoy... porque es tangible,
tratar de hallar valores invisibles.

Me aferro al equilibrio que no encuentro,
despierto en la mitad de algo nuevo,
un drama, una ficción... aprendizaje,
la inmensa incertidumbre sin anclaje.

Norma Marchetti
13/1/2017

jueves, 15 de septiembre de 2016

Cuando se sostiene el muro.


Cuando la opción es tan solo acomodarse al silencio,
cuando se ve tan lejano ese mundo de los sueños,
cuando se acotan las horas al saber de las respuestas,
cuando de nada te vale tanta vida si no arriesgas.

Cuando ya nada se hace... o se hace lo que queda,
cuando se sostiene el muro, o se acepta sin pelea,
cuando se aflojan las ganas y la soga se avejenta,
cuando se acopian suspiros en las ventanas con rejas.

Cuando se encuentra la fuerza o se pierde la memoria,
cuando en el cielo se agitan varias nubes de discordia,
cuando se aplaca el delirio o se escurre la entereza,
cuando el pedido es interno y los escudos se extreman.

Cuando el abrazo te alivia... y descansa la marea,
cuando el miedo es ese monstruo que debe quedar afuera.
cuando los versos de sangre nos purifican las venas...
cuando en cada desafío se aprende... o se reintenta.

Norma Marchetti
15/9/16



martes, 6 de septiembre de 2016

A nosotros...

Resultado de imagen para mundo maravillosos
A nosotros, los humanos vivos en las celdas cruentas,
donde el miedo asfixia su genio de artista... su inquieta vehemencia,
su fuerza efusiva, su paso certero...
la innata excelencia de saber su vuelo,
donde la mordaza se acopla al vestuario de lo que entendieron.

A nosotros, los humanos hartos de llorar a solas,
de esconder los sueños en cajones grises... porque no se acoplan,
de portar caretas y asentir sin ganas,
fallando en su esencia... perdiendo su magia,
por esa costumbre de no ser coherentes con lo que nos pasa.

A nosotros, los humanos amplios de manos de manos abiertas,
que guardan sus palmas cuando se las queman
en el juego errado de la dependencia.
Que se atan hilos de algunas crucetas,
grotescos ropajes, las cara inertes... solo marionetas.

A nosotros, los sobrevivientes de tantas batallas,
formando las cifras de la inmensa masa
de un anonimato frío y a mansalva.
Y en la perspectiva de esas realidades,
cargamos a ciegas las cruces que aplastan órganos vitales.

A nosotros, los humanos vivos en tanta belleza,
de una tierra noble que nos da su sangre, su aliento, su tregua,
que abraza a los hombres y los trae cerca,
que pinta los cuadros y esculpe las piedras...
de amplios jardines, perfumes diversos... aguas sin barreras.

A nosotros, los humanos vivos, seres de grandeza,
que crean conciencias de utopías propias... que se regeneran,
que siembran semillas para que florezcan,
que riegan desiertos y cruzan fronteras,
que suben peldaños sin usar la fusta de la competencia.

A nosotros, seres infinitos, eternas auroras,
fuertes y emotivos... con sueños que engloban,
que buscando un cause encuentran la forma,
que acuñan recuerdos en otras memorias,
que creen posible lo que luego logran,

Norma Marchetti
6/9/2016




domingo, 4 de septiembre de 2016

Les comparto mi segunda Antología

Mi aporte a este libre fue con esta poesía:

Un canto atinado sobre cien intentos


 Es corta la vida desandando el tiempo,
suspiro en las manos que se va escurriendo.
La esquiva mirada sobre los retratos,
los surcos se arraigan sobre aquellos rasgos.

 Miradas cansadas, renovado aliento,
Un canto atinado sobre cien intentos.
Las manos más cautas, la voz hacia afuera,
un diálogo interno para ver que queda.

 Cauta la esperanza se afirma en el centro,
frenando el impulso... midiendo el esfuerzo,
evaluando el ritmo de cada jugada,
pausando momentos que antes migraban.

 Reflexión y miedos... visión y experiencia,
escudo invisible sobre las miserias.
Una historia antigua y varios mañanas,
pasos acuñados en tierra y entrañas.

 Despertar al mundo y pintar la aurora,
usar emociones que se hallaban rotas.
Crear argumentos... moldearlos al alba,
habitar espacios lejos de fantasmas.

Norma Marchetti

viernes, 29 de julio de 2016

Tan iguales y diversos...



En el centro de los tiempos,
 en el borde del ocaso.
En el sonido del agua
que armoniza este espacio.

En las verdades que intuyo,
en los ribetes sinceros,
en los gestos invisibles,
microsencibles... certeros.

Voy a aquello que es abierto,
una escalada hacia eco.
La brisa-abrazo del otro
y el motivo de este reto.

Voy al color desplegado
y a las sonrisas sin caras,
a los portales que advierto
al clarear de la alborada.

Los pasos se ponen torpes
en lodazales de miedo,
y  veo solo la espina
en la penumbra del huerto.

Bajo esta arena de años
y al pasar por su angostura,
se me esclarecen los años
de mi dorsal curvatura.

Comienzo en cada mensaje
voy respirando una vida.
En el clamor de los pasos
se armonizan las posturas.

Aspiro en las perspectivas
ese neutral equilibrio,
que no es bondad ni vengaza...
solo respeto y alivio.

Tan iguales y diversos...
tan disomantes y a ritmo,
como la noche y sus trajes...
como estelar infinito.

Norma Marchetti
29 de Julio de 2016

domingo, 19 de junio de 2016

Sin raza ni arengas


En esa postal que pinto el ocaso,
ávida del río que abraza su encanto,
presa de ese cielo que infringe su tono,
viste de rosado, de salmón y oro.

Aves que se alejan huyendo del frío,
coros y aleteos... cadencia e instinto.
Luces y veleros... flujo colorido,
guardianes mis ojos, fijan ese exilio.

Otros días pasan a través de un vidrio,
libros y silencio... calidez y alivio.
Un té con tostadas en un mundo interno,
afuera la lluvia que danza en el viento.

La paz en el pecho, la fe en la conciencia,
los polos opuestos se arriman...intentan.
El mundo y sus nubes de turbias ideas,
se torna más claro al nacer las nuevas.

Ejército blanco, infante e impúber,
vuelven a la tierra a clarear las urbes,
sufren por la vida que se extingue a ciegas,
buscan las raíces... y las regeneran.

Ellos son futuro sin arma y cadena,
ellos son la sangre de una nueva era,
ellos hoy son hijos, hermanos, escuelas,
nosotros, las manos para que abran puertas.

Respeto a la vida sin raza ni arengas,
un mundo sin poses, esclavos... ni guerras.
Aprender de otros, compartir la senda,
desandar caminos hasta que florezca

Norma Marchetti
19/6/16

lunes, 9 de mayo de 2016

En los sonidos vacíos.


En el agujero infinito,
en la distancia de todos,
en los sonidos vacíos, 
en los aludes de lodo.

En la incoherencia del tiempo
que me ancló en esos puertos.
En el zumbido afilado
de las varas del recuerdo.

En la afluencia de ríos,
en el rincón no deseado,
en la apariencia sin nombre,
en los sueños desmembrados.

En la versión  más  errónea,
en la visión del esclavo,
en las palabras sin forma,
y en las ofensas  al paso.

En la versión más extraña
de una historia sin milagros.
En retorcidos pasillos
que llevan a ningún lado.

Cuando me faltan las piernas
y mi escape se ironiza,
cuando el amor se acobarda
y se pone de rodillas.

Cuando todo se hace eco
y me sangran los oídos,
cuando faltan pulsaciones
y se mueren los latidos.

Allí se mueren de pena
los que viven en el limbo,
los poetas, soñadores,
Inocetes y benignos.

Norma Marchetti
9/5/16

sábado, 7 de mayo de 2016

Para no darte nada.


A veces ya no quiero tomarte de las manos,
no quiero ni encontrarte en esta humanidad,
y me salgo del juego con las manos heladas,
y vuelven esas ganas de huir sin vacilar.

Y soy esa ceniza que se desarma al viento,
que se mete a la nada, que no se deja ver.
Y soy esa triteza que se muere aferrada
al murmullo del río que pasa y ya se fue.

Y quiero ser ausencia para no darte nada...
y quiero ser historia para no oirte mas.
Y quiero estar a solas con toda mi vehemencia,
y quiero despertarme del sueño a la mitad.

Fugarme al universo y verlo a la distancia,
perderme en los colores, hallar algún lugar,
abrirme las fronteras, negarte los abrazos,
negarte lo que sobra, guardarme la verdad.

Equilibrar el peso, perderte y que no duela,
cerrarte los oídos, que vuelvas a esperar,
meterme en los espacios escuetos y tranquilos,
que vuelvas sin mis pasos... no voy a caminar.

Norma Marchetti
7/5/16

jueves, 7 de abril de 2016

Versos de violín


Ojos develados de la noche,
tiempo de silencio y madrugada,
voces de interior en el silencio,
versos de violín... razguño al alba.

El hueco en la plegaria sin sentido,
veneno en la razón que no se aplaca,
argucias de un fervor hecho de fuego,
mirada en los instintos que degradan.

Aullidos a la Luna entre suspiros,
motivos sin el eco que reclama,
se inclinada la balanza en los  impunes,
se visten de señores los piratas.

Reclamo a la sordera más lasciva,
un cerco de poder que no se acaba,
un gesto que se arraiga en el mutismo,
se tapa todo todo un sol... pero no engaña.

Norma Marchetti
7/4/2016

domingo, 13 de marzo de 2016

Ego y revancha



¿Qué más hay que ofrecer si queda poco?
¿Qué más hay que arrancarle a los despojos?
¿Qué más en las excusas para el engaño?
¿Qué más en las demandas que causan daño?

La trampa es la intención de poner cadenas,
dos barcos a la deriva en su tormenta.
Un juego a media luz... demencia y drama,
dolores enmohecidos... ego y revancha.

Y yo, que ya no se si estoy... o espero,
las pautas son los caprichos de su universo.
Del hueco, del centro mismo... sorna y bajeza,
el daño que va causando tiene sus huellas.

La sombra es femenina y trae grilletes,
corroe hasta a su sangre... y la somete.
Motivos inexplicables... finge tristeza,
las garras de sus rencores ciñe a su presa.

Silbidos de vientos grises en los oídos,
aromas de flores viejas que son suspiros.
Sabores agrios y extremos en las miradas,
las manos cubren vacíos... y a veces sangran.

Norma Marchetti
12/3/2016

sábado, 20 de febrero de 2016

Hilos manejando marionetas.


Este vendaval absurdo de ceniza,
cicatriz... y un nombre en la cornisa.
En el quejido lacrimoso de la noche,
van las claves estacando los reproches.

Sola en la frialdad del espejismo,
cauta en el vaivén de lo que vivo.
Rota en la quietud de cierta calma,
trepo en los latidos de distancia.

Todo en la balanza mas sensible,
caos de las voces que se erigen.
Pautas... de doctrinas no deseadas,
calles infinitas que no cuadran.

Hilos manejando marionetas,
mundos asfixiados de demencia.
Borde de un torrente en la tormenta,
forjan la visión algo aguachenta.

Voy a discernir... junto las fuerzas,
busco los carriles de coherencia.
Armo con mis restos mi armadura,
junto del escombro lo que ayuda.

Norma Marchetti
20/02/2016



viernes, 19 de febrero de 2016

Jardines de cemento para las rosas.


Encuentro sin nombrar varias salidas,
al filo de bajarme de esta  vida,
Un manto de perdón para mis modos,
sacarme ya la venda de este enojo.

Un paso hacia el costado necesario,
sin máscaras de luz sobre lo humano.
Ventanas sin cristal y un cielo oscuro,
vertiéndose en mi historia de dos muros.

Lo que no quise ser se vuelve a verme,
lecciones encalladas en presente.
No se donde escapar... es emboscada,
difícil es correr con tanta carga.

Me enfrento al latigazo de los miedos,
del vuelco en espiral y los destierros.
La justa decisión  esta en el foco,
La calle en soledad... mis propios logros.

Millones de retratos apilados,
imágenes del sol entre las manos,
Un frasco que guardaba mariposas...
jardines de cemento para las rosas.

No busques una estampa con tus sueños,
no quieras modelar lo que no es cierto.
No des mas de la cuenta... No se nota!!!
recuerda cosechar... porque no sobra.

Norma Marchetti
19/02/2016

sábado, 13 de febrero de 2016

Un tiempo de entender que traje traigo.


Un viaje al interior de lo que ignoro,
un paso mas allá de cualquier logro,
un viaje silencioso a las entrañas,
la ruta hacia acierto de mis palmas.

Un vuelo sin sonido de aleteo,
la esencia de mi ser en los reflejos,
la absurda presunción de ser la presa,
barrotes de omisiones sin coherencia.

Abrazo a la estrechez de mis espacios,
sonrisas  ensanchando lo que abarco,
sin bordes, sin juzgar, sin esa pena,
sin jaulas donde ahogar tanta belleza.

Un cuento que sirvió para esos años,
los surcos que se imprimen en los rasgos,
la espera de aprender se va aplacando,
es tiempo de entender que traje traigo.

La fuerza en mi interior y en el de todos,
un juego circular tras de los ojos,
espacios de vivencias elegidas...
decifro esa ruta ya escogida.

Norma Marchetti
14/2/2016

jueves, 4 de febrero de 2016

Entender lo que me queda


Conciliando mi utopía con el mundo,
desdoblando los matices escabrosos,
liberando de mi esencia los cautivos,
abrazando los fantasmas de los fosos.

Esas luces de interior que todo calman,
esos ojos comprendiendo lo aprendido,
esa voz, esa caricia... las palabras,
la experiencia de las horas que he vivido.

El respeto a tus espacios y a los míos,
un respeto evolutivo y a conciencia,
equilibrio en la balanza de los tiempos,
aprendiendo a no llevarme lo que quiebra.

Esos ciclos que terminan y comienzan,
esa chance de entender lo que me queda,
cuando el cielo vista en gris y vuelva el frío...
cuando baile en el verano en las acequias.

Norma Marchetti
4/2/16

lunes, 25 de enero de 2016

Caminar en esta ausencia de laureles


Esa mano en la espalda que me empuja,
esa visión de odio malherido,
el volver sin esa fuerza necesaria,
esa trampa en los ojos de los niños.

Caminar en esta ausencia de laureles,
barrilete atrapado entre dos muros.
Agonía en soledad que no fue nada,
un gran buque, un huracán... y dos segundos.

Una flor en el balcón del quinto piso,
un terror acurrucado en la inconsciencia.
Un perdón sin más piedad que el formalismo,
un dolor como una estaca de incidencia.

Aceptar que no esta mal si no es de piedra,
aceptar que ya no importe si es tan burdo.
Que no soy ángel guardián, ni lo que esperan,
que me canso de vivir en este mundo.

Que no quiero... ya no importa si me hundo,
que sacudo de mi espalda otros huesos.
Que no tengo el altruismo en mi bandera,
que me voy sin cuestionarme los regresos.

Soy solo lo que ven... no lo que esperan,
que me guardo mis crueldades por ser "buena",
Que yo soy ese guerrero encadenado,
que yo soy eso que doy... y lo que aleja.

Que ya está, podría ser lo que quisiera,
que no espero aprobación... que nunca llega.
Que no importa cuanto des... parece poco,
que la plena aceptación no esta en sus ojos.

Norma Marchetti
25\1\2016

viernes, 15 de enero de 2016

Amanecer y ser humano


Esa mostruosa depresión... detrás el miedo,
esas palabras truncas del silencio.
Esa demencia triste de las de las venas,
ese fluido amargo que desmembra.

Esa pasión feroz... y el llanto fácil,
esa versión funesta de una imagen.
Esa expresión de piedra sobre lava,
una intención de abrir una muralla.

Ese latir brutal... desmesurado,
ese existir temiendo y esperando.
Una bandera blanca en la batalla,
pequeñas muertes grises... viejas almas.

Un reto... amanecer y ser humano,
un giro en enfortaleza... lo esperado.
Un manto de virtud sobre la espalda
y el viento tras del vidrio... abrir ventanas.

Norma Marchetti
15\1\16

domingo, 13 de diciembre de 2015

Pintar algún oasis al desierto


Deseo desandar algo de vida,
hallar un puente, un sol... una salida,
leer esa respuesta que esperaba,
sacar esos resabios que me atrapan.

Borrar esos registros aterrados,
dejar de cara al cielo los ansiados,
correr de ese dolor envejecido,
huir de ese escosor que da el hastío.

Volver a respirar cuando lo elija,
treparme a ese árbol de cerezos,
limpiar esta mirada onnubilada,
pintar algún oasis al desierto.

Pensar que es tarde ya... y estar a tiempo,
treparme en ese muro de lo nuevo,
abrir aquella puerta ya herrumbrada,
verter en la poesía mi esperanza.

Cubrirme de fantasmas y cadenas,
que ardan en mi sangre y mi vehemencia,
que se sean polvo al fin... ceniza y lodo,
semblanzas de un pasado si retorno.

Norma Marchetti
13/12/15

lunes, 30 de noviembre de 2015

Tal vez no hay nada muerto... solo dormía.


Tal vez fueron mis ojos de flores blancas...
tal vez fueron los cuentos que tanto amaba,
tal vez serán los años... y las mareas,
tal vez son las pasiones vertidas fuera.

Tal vez fue esa nostalgia de los escombros,
tal vez fueron verdades que tocan fondo,
tal vez esas prisiones que esculpe el miedo,
tal vez son los vestigios de algún veneno.

Tal vez fue esa doctrina de andar sin sangre,
tal vez fue esa la atadura sobre mi lastre,
tal vez fue la sonrisa que pinte afuera,
tal vez fueron alforjas llenas de piedras.

Tal vez no fue la carga... fueron mis fuerzas,
tal vez no fue un castigo... solo una prueba,
tal vez no hay nada muerto... solo dormía,
tal vez no era el tiempo... o no entendía.

Tal vez solté a la niña de alas rotas,
tal vez esta llorando por tantas sombras,
tal vez se alce fuerte y aprenda el vuelo,
tal vez se abra al día y a sus deseos.

Norma Marchetti
30/11/15


lunes, 23 de noviembre de 2015

Un canto atinado sobre cien intentos


 Es corta la vida desandando el tiempo,
suspiro en las manos que se va escurriendo.
La esquiva mirada sobre los retratos,
los surcos se arraigan sobre aquellos rasgos.

 Miradas cansadas, renovado aliento,
Un canto atinado sobre cien intentos.
Las manos más cautas, la voz hacia afuera,
un diálogo interno para ver que queda.

 Cauta la esperanza se afirma en el centro,
frenando el impulso... midiendo el esfuerzo,
evaluando el ritmo de cada jugada,
pausando momentos que antes migraban.

 Reflexión y miedos... visión y experiencia,
escudo invisible sobre las miserias.
Una historia antigua y varios mañanas,
pasos acuñados en tierra y entrañas.

 Despertar al mundo y pintar la aurora,
usar emociones que se hallaban rotas.
Crear argumentos... moldearlos al alba,
habitar espacios lejos de fantasmas.

Norma Marchetti
23/11/15

domingo, 25 de octubre de 2015

jueves, 17 de septiembre de 2015

Las perspectivas


Momento de callar, calmar palabras,
es tiempo de pensar... silencio aplaca.
Melena de león, voz de cordero...
vocablos explosivos... circunspectos.

Un diálogo efusivo... malogrado,
monólogo en fervor...y el rostro tieso.
Perfiles similares... divergentes,
esfuerzos consensuados con el otro.

Abrazos infinitos sin sonidos,
los fuertes del amor... y sus abismos.
Cristales de color... las perspectivas,
momentos de esplendor... y la fatiga.

La flama enardecida en las miradas,
escudos protegiendo las espaldas.
tratados irascibles y egoístas...
el miedo que derraman las heridas.

Norma Marchetti
17/9/15

sábado, 29 de agosto de 2015

La eterna ambivalencia

¡Despierta humanidad! ¡El sol nos llega!
variadas realidades sin respuesta.
La interna percepción de la alegría,
pancartas por la paz... gritos de ira!

La cósmica visión de algunos hechos...
urgencias de submundos más internos,
Vitrales de color ante los ojos...
verdades consensuadas en su entorno.

La cuota de piedad... y la violencia,
versiones de humildad y de coherencia.
Agujas de relojes... y sus valencias,
un ciclo en espiral... se regenera.

Rutinas diferentes... azarosas,
alternan epopeyas y derrotas.
Alertas de letales osadías...
son puestas a valuarse en valentía.

La eterna ambivalencia sostenida,
la causa a discernir... y la utopía.
Los juegos de valor... y sus reyertas,
los -ismos son sufijos que etiquetan.

Despierta Humanidad!... somos un tiempo,
la extraña dualidad... "malos y buenos",
"mentiras y verdad"... "frágil y eterno",
los icebergs imponentes... los deshielo.

Sin esa sensación de garantía,
la vida es una opción... un día a día.
Visión caleidoscopica... creativa,
los mismos, los que aprenden... los que olvidan.

Norma Marchetti
29/8/15





lunes, 10 de agosto de 2015

La escasa percepción de algunos daños


¿A dónde va la luz de la inocencia,
los sueños que se rompen en la escena,
los daños transcurridos y los miedos,
las noches entre insomnios y misterios?

Un tiempo entre espinas y peñascos...
un lapso en el alivio del amparo.
Y aquellas estupidez de idealizarnos... 
y aquellos ojos tristes del ocaso.

Enojos sin sentido... dolorosos,
la culpa puesta en hombros de los otros.
La carga de la ofensa... los agravios,
la escasa percepción de algunos daños.

Un nudo en la expresión de la garganta,
la sed de sedición se queda anclada.
Acerbos sin razón... indispensables,
caminos asertivos... descartables. 

Norma Marchetti
10/8/15



domingo, 9 de agosto de 2015

De zaguán abierto


Buenos Aires guarda mitos centenarios,
fantasmas, pasajes, cafés y bohemia.
Tardes desde adentro, lluvia invernales,
mates, tortas fritas, reuniones y verba.

Puerto de inmigrantes que dejaron huellas,
trabajo de campo, arrabal y arenga.
Un tango de guapos, lunfardo y herencia,
arte en las fachadas, candombe... poetas.

Gringos y paisanos, nativos... fronteras,
historias de hombres, mujeres y guerras.
Libertad en su suelo para toda raza,
cultura de adobe, contrastes... distancia.

Un rincón lejano de brazos abiertos,
paisajes soñados, adoquines... cuentos.
Hambre sin sentido, egos sin remedio,
solidarias manos se alzan del pueblo.

Una tierra mansa, de zaguán abierto,
como abuela Ninfa y sus muchos nietos.
Como pan de campo, telares, viñedos,
y el fruto maduro cortado a su tiempo.

Argentina Madre... la Mujer Hermana,
morada de abuelos... de culturas varias .
Futuro de ciclos que sigue la sangre,
corazón latiendo dentro de sus valles.

Norma Marchetti
9/8/15

martes, 4 de agosto de 2015

Ese irrespetuoso instinto del hombre


Abriendo ventanas, estirando el tiempo,
el aire fecundo se alberga en mi cuerpo.
Una voz interna me llora de a ratos...
corazón sensible sin puños cerrados.

Soy un ser extraño fundido en la arena,
de azorados ojos por tanta violencia.
De intuición alerta cubriendo mis poros,
de brazos caídos... de activo retorno.

Ese irrespetuoso instinto del hombre,
que lleva al abismo lo que se le opone.
Y yo a contramano, cansada... abatida,
busco mis motivos en introspectiva.

Tal vez no lo entienda... o quizás no quiera,
fiel a mis razones... aunque no se pueda.
Presente en la ausencia de miradas frías,
ausente en la afrenta donde no hay valía.

Soy la flor silvestre de simple apariencia,
esa brisa suave que a veces se enerva,
un sonido agudo de sonrisa y llanto,
extraña inocencia para tantos años.

Norma Marchetti
4/8/15



 

domingo, 5 de julio de 2015

Espejos


Detrás de los sentidos... y en paralelo,
las musas siembran rimas en los avernos,
de los disfraces turbios... de sus brazadas,
de la belleza, el brillo de una mirada.

El tiempo es la distancia hacia otro día,
sus huellas son segundos en la empatía.
Aguadas acuarelas gestan paisajes,
sus manos, son tallos nobles que exhalan arte.

Un vuelo introspectivo de fe y victoria,
lugares tan personales como su sombra.
El miedo es la mazmorra en la ceguera,
un humo oscuro y denso como la hiedra.

Las castas, las jerarquías, las diferencias,
los gritos más reprimidos... y los que alteran.
Las caras que nuestra esencia no reconoce,
espejos de lo que somos, en otras voces.

La historia, esas raíces y sus creencias,
las ramas de un mismo árbol que se disgregan.
No somos más que otros tantos... ni mucho menos.
tan solo somos los frutos de los que fueron.

Norma Marchetti
5/7/15





jueves, 14 de mayo de 2015

Me curo las alas para un nuevo cielo.


Con pies desgarrados sobre un tiempo frío,
con llagas e insomnio, soledad y hastío.
Con ojos sin llanto... secos de sentidos,
con manos dolientes, sangrando motivos.

Con dagas clavadas murieron mis sueños,
piernas mutiladas sin fuga ni intento.
La hemorragia interna de fluir funesto,
extirpó mis alas... mis años más tiernos.

Corté esa cadena unida a la estaca,
madera de astillas, duras... afiladas.
Vestí mi armadura... gélida y pesada,
sus bordes internos también laceraban.

Con miedos de niña en un mundo cruento,
doblada columna de dolor abierto.
Vidas de otras vidas, batallas sin gloria,
pequeños comienzos... austeras victorias.

Y aquellas miradas hijas de mi vientre,
eran los motivos lejos de esa muerte.
Rompieron mi tumba, tomaron mis manos,
me dieron la vida que les había dado.

Gente de nobleza cruce en mi ceguera,
tomaron mis hombros, abrieron mis puertas,
secaron mi llanto, sacaron mis vendas,
filtraron las luces para que yo vea.

Cansada, aturdida, triste, complicada,
buscando ideales... la frase indicada.
Un hombre, su fuerza, mi reflejo interno,
me curo las alas para un nuevo cielo.

Creciendo a destiempo, lista, contenida,
enfrentando al mundo con una sonrisa,
hundiendo flaquezas en sus brazos tiernos,
su sabiduría impulsa mi acierto.

Norma Marchetti
14/5/2015
En YouTube









martes, 21 de abril de 2015

De frente al murallón...


Un hálito especial... se expande el pecho
se muta en el semblante y vericuetos.
Un gesto en la estrechez de las distancias,
el reto es la vivencia entre otras almas.

Segundos, y un latir tañido en bronce,
el péndulo implacable que se corroe.
De frente al murallón... el desafío,
escollos desmembrados y transgredidos.

Las manos que trabajan, es a destajo,
el puente de la unión... y un río abajo.
El lema es no entregarse a la derrota,
son vallas de metal... unas tras otras.

Un mimo, una versión más mesurada,
un manto amortiguando de partes blandas.
Escudos que defienden esa inocencia,
batallas tan brutales como su arenga.

Las flores de malvón en la apertura,
acuosos de dolor... ojos en fuga.
La vida introspectiva y la superflua,
el cerco acorazado de una silueta.

Modelos acuñados desde la infancia,
la suma de experiencia y la templanza.
Un coto en lo admisible de una historia...
la breve trascendencia en las memorias.

Norma Marchetti
21/4/15

domingo, 22 de marzo de 2015

Me cortos los amarres de lo absurdo


Trabajo en mi valor de cara al mundo,
me corto los amarres de lo absurdo.
El tramo de vivir esta en mis manos,
camino en el sentir de pies descalzos.

La voz desde mis voces más internas,
las alas desplegadas sin fronteras.
Respiro en mi versión más acertada...
extirpo mis mochilas extremadas.

Los brazos que sostienen son certeros,
ternuras y pasiones van a un tiempo.
Es vida en espiral que no descansa,
un reto a la medida de mis armas.

Aroma de tostadas en las mañanas,
encuentros más allá se la osamenta.
Miradas desbordadas de inocencia...
las llaves apropiadas de mis puertas.

Norma Marchetti
22/3/15

martes, 17 de marzo de 2015

Los dedos sostenidos de una nube


Otra visión de Dios... otras certezas,
un ciclo en revisión que se despliega.
La esfera del temor y algunos sueños,
osado el corazón, se atreve al reto.

La escala es hacia arriba de lo impuesto,
un cúmulo de acción buscando efecto.
Ampliando perspectivas acuñadas...
se amputan los amarres de la estaca.

Le endeble humanidad es ermitaña,
se oculta del dolor... y se disfraza,
tan solo un antifaz de cara al mundo,
sonrisas troquelas... artilugios.

Lenguajes  aferrados a estrategias,
disfrazan el valor de la propuesta.
Si todos somos carne sobre tierra,
si somos emociones que se acercan.

Un tiempo de vivir las experiencias,
un paso a estimularnos la conciencia.
Un lapso para un alma en un cuerpo,
la esencia valorada sin el sexo.

Al fin brazos humanos estirados,
los pies anclados firmes sobre el barro,
la lucha férrea al borde de las trampas,
sentidos... sensaciones desatadas.

Los dedos sostenidos de una nube,
la ambigua situación cuando se asume.
La extraña sensación de no ser tierra
y ser todos iguales... amor-guerra.

Norma Marchetti
17/3/15

lunes, 9 de marzo de 2015

Conciliar el verbo


Abrir más ojos y cerrar los labios,
expandirse al mundo como arte extraño.
Comprender el reto, sacudirse el miedo,
serenar dolores par a ir creciendo.

Mirarse al espejo, aceptar el tiempo,
dirigir la fuerza como vela al viento.
Caminar sin pausa, disfrutar paisajes,
al dolor interno cortarle el enlace.

Aprender el tema que se ajuste al modo,
vibrar en el ritmo que nivela el tono.
Vivir, por si acaso sea el mejor día,
Acoplar la escena hasta ser fundida.

Desatar el nudo que traba el intento,
aplacar palabras que se entierran dentro.
Construir sin pausa, con destreza... a tiempo,
abolir las causas del rebaño impuesto.

Abrazar las metas sin más ambiciones,
un pacto de entrañas, latidos y acciones,
la gran apertura... conciliar el verbo,
gozar del camino que viene al encuentro.

Norma Marchetti
9/3/15

viernes, 27 de febrero de 2015

De adentro hacia afuera


Amplitud del margen que descorre velo,
los siglos se abren mostrando misterios.
Verdades veladas, universo inverso,
pasillos abiertos para andar sin miedo.

Los brazos se abren y abrazan su esencia,
se alinean por dentro, vencen la tristeza.
Límites sin forma... mentes limitadas,
palabras... sonidos... agudas miradas.

Equilibrio en tiempo, espacio, medida,
otra perspectivas para ver la vida.
Ambiguas miradas, creencias diversas,
corren las cortinas de viejas dolencias.

Discernir es propio, compartir... logrado,
de adentro hacia afuera, hasta lo impensado.
Los ojos abiertos al clarear el día,
músculos latiendo y la conciencia activa.

Lagos apacibles... mares tempestuosos,
cascadas activas... ríos sigilosos,
Formas de un fluido, claro... indispensable,
de pequeñas formas que luego se expanden.

Norma Marchetti
27/2/15

martes, 10 de febrero de 2015

Aferrados a su historia


Las piernas... dos columnas,
los brazos ... hacia el cielo,
la paz entre sus brazos
en el ritual de encuentro.

Reclamos sin sentido...
pasiones alteradas,
un cielo algo esquivo,
insomnio... madrugadas.

Amores sin escudos,
guerreros desarmados,
desangrándose en batallas
con fantasmas del pasado.

El dolor de las cadenas
coronó de cicatrices,
el dolor que es un cobarde,
se clava como raíces.

Con la fuerza de titanes,
aferrados a  su historia,
con los ojos apretados
se unen con sus victorias.

La revancha adolescente
eludiendo sus ocasos,
sus ojos son dos cristales
atreviéndose al regreso.

Cada día un desafío...
y la prudencia del paso,
giran el reloj de arena...
que se aletarga de a ratos.

Norma Marchetti
10/2/15









domingo, 8 de febrero de 2015

Perfiles fidedignos... y caretas


Me ahoga esta emoción desmesurada,
la simple depresión... una emboscada.
Un cerco sin verdad, algo demente,
mi débil percepción de lo coherente.

La angustia sin sentido... tambaleo,
y fluye con verdad hasta mis versos.
Un gesto de desdén... y algo de fuerza,
escenas repetidas que no cierran.

Mente se abre espacios... acumula,
un péndulo de acción que a veces duda.
Perfiles fidedignos... y caretas,
me aferro a mi costado de nobleza.

Un lago de piedad... y turbulencias,
un barco que se afirma en la tormenta.
Mis manos con los dedos hacia el cielo,
la burda confusión en los aciertos.

Norma Marchetti
8/2/15

lunes, 2 de febrero de 2015

Destino para armar


La cresta de la ola... apacible,
un faro sin final en la pericia.
Un hierro, un mineral, una corola,
un cielo terrenal en la codicia.

La copa de la arena esta invertida,
un sol al despertar de otra salida.
La escala del perdón... y yo en camino,
un costo en la lectura de lo escrito.

Un canto de metal enardecido,
un cerco y un acopio de tristeza.
Un cálculo de a dos... y otro en mis manos,
un viento desde el este... degradado.

Un águila gritando en las alturas,
un clavo en la pared de toda duda.
La taza con el té... sin la cuchara,
las cosas que no son batiendo alas.

Un corto cinturón algo ajustado,
un justo sacudón sobre lo vano.
La escena de un pasado... sin espejos,
un crudo comenzar llenando huecos.

Las manos sin lavar cargando culpas,
un leve parpadear en la penumbra.
Segundos por millares se descuelgan,
los juicios son de voces más internas.

La piel que se cambió... y la que aflora,
un lento palpitar que ya no estorba.,
el claro a mi derecha esta difuso,
mi extraña dilación en mi refugio.

La áspera vereda... pies descalzos,
un ancho boulevard entre dos tramos.
un banco y un farol... rincón urbano,
destino para armar... miedo y encanto.

Norma Marchetti
2/2/15




miércoles, 28 de enero de 2015

Verdad a medias


Un tiempo volátil de arenas dispersas,
de cielos extraños, de verdad a medias,
de codicias vanas, de un andar a ciegas,
de abolir lo noble y las manos buenas.

Certezas sin base, confusión e histeria,
hitos en los mares, boyas en la tierra.
Ficciones, aciertos... las historias nuevas,
predicción, locura, esperanzas, guerras.

Varios los portales, se abren... se cierran,
la sapienza afirma lo que otros niegan.
Nada es verdadero,,, rompen los esquemas,
somos o no somos lo que nos dijeran?

Detrás de mis ojos... mis fallos, mis treguas,
mis puntos oscuros, mi luz, mi rareza,
avanzo sin pasos y digo sin lengua
lo que encuentro cierto, aunque no se entienda.

Norma Marchetti
28/1/2015


domingo, 25 de enero de 2015

Soy esa ausente.

Es mi tiempo, es mi vida y mis verdades,
es mi abrazo un sentido,.. lo que vale.
Son mis manos los mapas, camino... tiempo,
un pedazo de vida que trenza versos.

Soy la corriente en contra... solo un sentido,
soy la mirada larga de ojos benignos.
Soy ese tren que escapa de lo superfluo,
soy inocencia triste que mira al cielo.


Soy lo que no se espera... un pez en tierra,
soy aroma a lavandas en las violetas.
Una sonrisa amplia y el llanto fácil,
un camino recto que buscando oasis.

Soy inflexible gesto sobre lo injusto,
una visión de amor tras de los muros.
Soy la pregunta extraña ansiando cierres,
soy solitaria y cauta... soy esa ausente.

Soy la que exhala letras en simple vuelo,
soy lo que puedo ser... y esa que quiero.
Una mujer que es niña en mundo adulto...
una forma sin pulir entre el tumulto.

Soy esa flor silvestre de sol y estrellas,
soy ese junco verde que no se quiebra.
Soy el discurso imberbe que nadie entiende,
una idealista, un son.. una rebelde!

Norma Marchetti
25/1/15

sábado, 3 de enero de 2015

Una entrega repartida

El precio de no estar... estar afuera,
el costo de pagar... las caras nuevas.
Un séquito demanda... son mujeres,
la lógica versión... y sus reveces.

La espera y el saber que todo cambia,
escenas amasadas y en la fragua.
Un cielo de metal y otro sin nombre,
mi esencia se revela entre los hombres.


Un marco en el retrato de los días,
un flujo de palabras escondidas.
Los seres que elegí... y sus entornos,
un tiempo de acoplarme a otros modos.

Las almas que cuide están distantes,
censura en el amor de los amantes.
Algunas decisiones rechazadas...
las pautas que se fijan son murallas.

Las causas y el perdón en el pasado,
escape en mi interior... se van los años.
Un giro y un costal de piedras nuevas,
el precio es el dolor de la condena.

Abrazos que no abrazan universos,
un pie en el temor y otro en lo cierto.
eclipses de una entrega repartida...
los huecos ocupados... mi partida.

Norma Marchetti
3/1/15

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Verdades sin sentido


Me aferro a un ideal... y solo llueve,
un vínculo total... corazón, mente.
Dolor de humanidad... impostergable,
la línea imperceptible e innegable.

Un tramo de cordura... y las heridas,
un nudo en las escenas sin salida.
Verdades sin sentido... innecesarias,
instintos...  y esa veta tan primaria.

Intentos por saltar sobre un costado,
un rústico vitral... cuerpos de estaño.
Un puño transparente en donde duele,
sangrando las heridas inherentes.

No quiero las verdades que son obvias,
prefiero ensordecerme la memoria.
Prefiero la distancia con lo externo...
los egos compitiendo por sus cuerpos.

No quiero ser de piel... soy sentimiento,
mis lágrimas no gritan... son un ruego.
Los seres de papel nada contienen,
son olas sobre el mar... un barrilete.

Norma Marchetti
31/12/14

viernes, 26 de diciembre de 2014

Ser más fuerte


Un cielo, una señal, algún encuentro,
la cara de un perfil... y los supuestos.
Los ojos de dolor... y los de hielo,
las manos de bondad... y las de hierro.

Miradas de un color que todo salva,
la entrega y el valor en las entrañas.
Un dar sin condición... y la codicia,
las cuotas de un amor en la cornisa.

Su rostro y un fantasma del pasado,
historias desvirtuadas... y fracasos.
Personas... y su lado más perverso,
codicia en la carroña... y sus efectos .

La cita de la vida y sus momentos,
presentes sin saber... sin entenderlo.
Ocupa su lugar... y yo a su lado,
es tiempo de entender... es necesario.

Escudos de valor... y ser más fuerte,
estar cuando sus piernas se dobleguen.
Sigilo en la razón cuando lo agrede...
apuesto a ese abrazo que no miente.


Norma Marchetti
26/12/14