traductor

jueves, 15 de septiembre de 2016

Cuando se sostiene el muro.


Cuando la opción es tan solo acomodarse al silencio,
cuando se ve tan lejano ese mundo de los sueños,
cuando se acotan las horas al saber de las respuestas,
cuando de nada te vale tanta vida si no arriesgas.

Cuando ya nada se hace... o se hace lo que queda,
cuando se sostiene el muro, o se acepta sin pelea,
cuando se aflojan las ganas y la soga se avejenta,
cuando se acopian suspiros en las ventanas con rejas.

Cuando se encuentra la fuerza o se pierde la memoria,
cuando en el cielo se agitan varias nubes de discordia,
cuando se aplaca el delirio o se escurre la entereza,
cuando el pedido es interno y los escudos se extreman.

Cuando el abrazo te alivia... y descansa la marea,
cuando el miedo es ese monstruo que debe quedar afuera.
cuando los versos de sangre nos purifican las venas...
cuando en cada desafío se aprende... o se reintenta.

Norma Marchetti
15/9/16



martes, 6 de septiembre de 2016

A nosotros...

Resultado de imagen para mundo maravillosos
A nosotros, los humanos vivos en las celdas cruentas,
donde el miedo asfixia su genio de artista... su inquieta vehemencia,
su fuerza efusiva, su paso certero...
la innata excelencia de saber su vuelo,
donde la mordaza se acopla al vestuario de lo que entendieron.

A nosotros, los humanos hartos de llorar a solas,
de esconder los sueños en cajones grises... porque no se acoplan,
de portar caretas y asentir sin ganas,
fallando en su esencia... perdiendo su magia,
por esa costumbre de no ser coherentes con lo que nos pasa.

A nosotros, los humanos amplios de manos de manos abiertas,
que guardan sus palmas cuando se las queman
en el juego errado de la dependencia.
Que se atan hilos de algunas crucetas,
grotescos ropajes, las cara inertes... solo marionetas.

A nosotros, los sobrevivientes de tantas batallas,
formando las cifras de la inmensa masa
de un anonimato frío y a mansalva.
Y en la perspectiva de esas realidades,
cargamos a ciegas las cruces que aplastan órganos vitales.

A nosotros, los humanos vivos en tanta belleza,
de una tierra noble que nos da su sangre, su aliento, su tregua,
que abraza a los hombres y los trae cerca,
que pinta los cuadros y esculpe las piedras...
de amplios jardines, perfumes diversos... aguas sin barreras.

A nosotros, los humanos vivos, seres de grandeza,
que crean conciencias de utopías propias... que se regeneran,
que siembran semillas para que florezcan,
que riegan desiertos y cruzan fronteras,
que suben peldaños sin usar la fusta de la competencia.

A nosotros, seres infinitos, eternas auroras,
fuertes y emotivos... con sueños que engloban,
que buscando un cause encuentran la forma,
que acuñan recuerdos en otras memorias,
que creen posible lo que luego logran,

Norma Marchetti
6/9/2016




domingo, 4 de septiembre de 2016

Les comparto mi segunda Antología

Mi aporte a este libre fue con esta poesía:

Un canto atinado sobre cien intentos


 Es corta la vida desandando el tiempo,
suspiro en las manos que se va escurriendo.
La esquiva mirada sobre los retratos,
los surcos se arraigan sobre aquellos rasgos.

 Miradas cansadas, renovado aliento,
Un canto atinado sobre cien intentos.
Las manos más cautas, la voz hacia afuera,
un diálogo interno para ver que queda.

 Cauta la esperanza se afirma en el centro,
frenando el impulso... midiendo el esfuerzo,
evaluando el ritmo de cada jugada,
pausando momentos que antes migraban.

 Reflexión y miedos... visión y experiencia,
escudo invisible sobre las miserias.
Una historia antigua y varios mañanas,
pasos acuñados en tierra y entrañas.

 Despertar al mundo y pintar la aurora,
usar emociones que se hallaban rotas.
Crear argumentos... moldearlos al alba,
habitar espacios lejos de fantasmas.

Norma Marchetti

viernes, 29 de julio de 2016

Tan iguales y diversos...



En el centro de los tiempos,
 en el borde del ocaso.
En el sonido del agua
que armoniza este espacio.

En las verdades que intuyo,
en los ribetes sinceros,
en los gestos invisibles,
microsencibles... certeros.

Voy a aquello que es abierto,
una escalada hacia eco.
La brisa-abrazo del otro
y el motivo de este reto.

Voy al color desplegado
y a las sonrisas sin caras,
a los portales que advierto
al clarear de la alborada.

Los pasos se ponen torpes
en lodazales de miedo,
y  veo solo la espina
en la penumbra del huerto.

Bajo esta arena de años
y al pasar por su angostura,
se me esclarecen los años
de mi dorsal curvatura.

Comienzo en cada mensaje
voy respirando una vida.
En el clamor de los pasos
se armonizan las posturas.

Aspiro en las perspectivas
ese neutral equilibrio,
que no es bondad ni vengaza...
solo respeto y alivio.

Tan iguales y diversos...
tan disomantes y a ritmo,
como la noche y sus trajes...
como estelar infinito.

Norma Marchetti
29 de Julio de 2016

domingo, 19 de junio de 2016

Sin raza ni arengas


En esa postal que pinto el ocaso,
ávida del río que abraza su encanto,
presa de ese cielo que infringe su tono,
viste de rosado, de salmón y oro.

Aves que se alejan huyendo del frío,
coros y aleteos... cadencia e instinto.
Luces y veleros... flujo colorido,
guardianes mis ojos, fijan ese exilio.

Otros días pasan a través de un vidrio,
libros y silencio... calidez y alivio.
Un té con tostadas en un mundo interno,
afuera la lluvia que danza en el viento.

La paz en el pecho, la fe en la conciencia,
los polos opuestos se arriman...intentan.
El mundo y sus nubes de turbias ideas,
se torna más claro al nacer las nuevas.

Ejército blanco, infante e impúber,
vuelven a la tierra a clarear las urbes,
sufren por la vida que se extingue a ciegas,
buscan las raíces... y las regeneran.

Ellos son futuro sin arma y cadena,
ellos son la sangre de una nueva era,
ellos hoy son hijos, hermanos, escuelas,
nosotros, las manos para que abran puertas.

Respeto a la vida sin raza ni arengas,
un mundo sin poses, esclavos... ni guerras.
Aprender de otros, compartir la senda,
desandar caminos hasta que florezca

Norma Marchetti
19/6/16

lunes, 9 de mayo de 2016

En los sonidos vacíos.


En el agujero infinito,
en la distancia de todos,
en los sonidos vacíos, 
en los aludes de lodo.

En la incoherencia del tiempo
que me ancló en esos puertos.
En el zumbido afilado
de las varas del recuerdo.

En la afluencia de ríos,
en el rincón no deseado,
en la apariencia sin nombre,
en los sueños desmembrados.

En la versión  más  errónea,
en la visión del esclavo,
en las palabras sin forma,
y en las ofensas  al paso.

En la versión más extraña
de una historia sin milagros.
En retorcidos pasillos
que llevan a ningún lado.

Cuando me faltan las piernas
y mi escape se ironiza,
cuando el amor se acobarda
y se pone de rodillas.

Cuando todo se hace eco
y me sangran los oídos,
cuando faltan pulsaciones
y se mueren los latidos.

Allí se mueren de pena
los que viven en el limbo,
los poetas, soñadores,
Inocetes y benignos.

Norma Marchetti
9/5/16

sábado, 7 de mayo de 2016

Para no darte nada.


A veces ya no quiero tomarte de las manos,
no quiero ni encontrarte en esta humanidad,
y me salgo del juego con las manos heladas,
y vuelven esas ganas de huir sin vacilar.

Y soy esa ceniza que se desarma al viento,
que se mete a la nada, que no se deja ver.
Y soy esa triteza que se muere aferrada
al murmullo del río que pasa y ya se fue.

Y quiero ser ausencia para no darte nada...
y quiero ser historia para no oirte mas.
Y quiero estar a solas con toda mi vehemencia,
y quiero despertarme del sueño a la mitad.

Fugarme al universo y verlo a la distancia,
perderme en los colores, hallar algún lugar,
abrirme las fronteras, negarte los abrazos,
negarte lo que sobra, guardarme la verdad.

Equilibrar el peso, perderte y que no duela,
cerrarte los oídos, que vuelvas a esperar,
meterme en los espacios escuetos y tranquilos,
que vuelvas sin mis pasos... no voy a caminar.

Norma Marchetti
7/5/16

jueves, 7 de abril de 2016

Versos de violín


Ojos develados de la noche,
tiempo de silencio y madrugada,
voces de interior en el silencio,
versos de violín... razguño al alba.

El hueco en la plegaria sin sentido,
veneno en la razón que no se aplaca,
argucias de un fervor hecho de fuego,
mirada en los instintos que degradan.

Aullidos a la Luna entre suspiros,
motivos sin el eco que reclama,
se inclinada la balanza en los  impunes,
se visten de señores los piratas.

Reclamo a la sordera más lasciva,
un cerco de poder que no se acaba,
un gesto que se arraiga en el mutismo,
se tapa todo todo un sol... pero no engaña.

Norma Marchetti
7/4/2016

domingo, 13 de marzo de 2016

Ego y revancha



¿Qué más hay que ofrecer si queda poco?
¿Qué más hay que arrancarle a los despojos?
¿Qué más en las excusas para el engaño?
¿Qué más en las demandas que causan daño?

La trampa es la intención de poner cadenas,
dos barcos a la deriva en su tormenta.
Un juego a media luz... demencia y drama,
dolores enmohecidos... ego y revancha.

Y yo, que ya no se si estoy... o espero,
las pautas son los caprichos de su universo.
Del hueco, del centro mismo... sorna y bajeza,
el daño que va causando tiene sus huellas.

La sombra es femenina y trae grilletes,
corroe hasta a su sangre... y la somete.
Motivos inexplicables... finge tristeza,
las garras de sus rencores ciñe a su presa.

Silbidos de vientos grises en los oídos,
aromas de flores viejas que son suspiros.
Sabores agrios y extremos en las miradas,
las manos cubren vacíos... y a veces sangran.

Norma Marchetti
12/3/2016

sábado, 20 de febrero de 2016

Hilos manejando marionetas.


Este vendaval absurdo de ceniza,
cicatriz... y un nombre en la cornisa.
En el quejido lacrimoso de la noche,
van las claves estacando los reproches.

Sola en la frialdad del espejismo,
cauta en el vaivén de lo que vivo.
Rota en la quietud de cierta calma,
trepo en los latidos de distancia.

Todo en la balanza mas sensible,
caos de las voces que se erigen.
Pautas... de doctrinas no deseadas,
calles infinitas que no cuadran.

Hilos manejando marionetas,
mundos asfixiados de demencia.
Borde de un torrente en la tormenta,
forjan la visión algo aguachenta.

Voy a discernir... junto las fuerzas,
busco los carriles de coherencia.
Armo con mis restos mi armadura,
junto del escombro lo que ayuda.

Norma Marchetti
20/02/2016



viernes, 19 de febrero de 2016

Jardines de cemento para las rosas.


Encuentro sin nombrar varias salidas,
al filo de bajarme de esta  vida,
Un manto de perdón para mis modos,
sacarme ya la venda de este enojo.

Un paso hacia el costado necesario,
sin máscaras de luz sobre lo humano.
Ventanas sin cristal y un cielo oscuro,
vertiéndose en mi historia de dos muros.

Lo que no quise ser se vuelve a verme,
lecciones encalladas en presente.
No se donde escapar... es emboscada,
difícil es correr con tanta carga.

Me enfrento al latigazo de los miedos,
del vuelco en espiral y los destierros.
La justa decisión  esta en el foco,
La calle en soledad... mis propios logros.

Millones de retratos apilados,
imágenes del sol entre las manos,
Un frasco que guardaba mariposas...
jardines de cemento para las rosas.

No busques una estampa con tus sueños,
no quieras modelar lo que no es cierto.
No des mas de la cuenta... No se nota!!!
recuerda cosechar... porque no sobra.

Norma Marchetti
19/02/2016

sábado, 13 de febrero de 2016

Un tiempo de entender que traje traigo.


Un viaje al interior de lo que ignoro,
un paso mas allá de cualquier logro,
un viaje silencioso a las entrañas,
la ruta hacia acierto de mis palmas.

Un vuelo sin sonido de aleteo,
la esencia de mi ser en los reflejos,
la absurda presunción de ser la presa,
barrotes de omisiones sin coherencia.

Abrazo a la estrechez de mis espacios,
sonrisas  ensanchando lo que abarco,
sin bordes, sin juzgar, sin esa pena,
sin jaulas donde ahogar tanta belleza.

Un cuento que sirvió para esos años,
los surcos que se imprimen en los rasgos,
la espera de aprender se va aplacando,
es tiempo de entender que traje traigo.

La fuerza en mi interior y en el de todos,
un juego circular tras de los ojos,
espacios de vivencias elegidas...
decifro esa ruta ya escogida.

Norma Marchetti
14/2/2016

jueves, 4 de febrero de 2016

Entender lo que me queda


Conciliando mi utopía con el mundo,
desdoblando los matices escabrosos,
liberando de mi esencia los cautivos,
abrazando los fantasmas de los fosos.

Esas luces de interior que todo calman,
esos ojos comprendiendo lo aprendido,
esa voz, esa caricia... las palabras,
la experiencia de las horas que he vivido.

El respeto a tus espacios y a los míos,
un respeto evolutivo y a conciencia,
equilibrio en la balanza de los tiempos,
aprendiendo a no llevarme lo que quiebra.

Esos ciclos que terminan y comienzan,
esa chance de entender lo que me queda,
cuando el cielo vista en gris y vuelva el frío...
cuando baile en el verano en las acequias.

Norma Marchetti
4/2/16

lunes, 25 de enero de 2016

Caminar en esta ausencia de laureles


Esa mano en la espalda que me empuja,
esa visión de odio malherido,
el volver sin esa fuerza necesaria,
esa trampa en los ojos de los niños.

Caminar en esta ausencia de laureles,
barrilete atrapado entre dos muros.
Agonía en soledad que no fue nada,
un gran buque, un huracán... y dos segundos.

Una flor en el balcón del quinto piso,
un terror acurrucado en la inconsciencia.
Un perdón sin más piedad que el formalismo,
un dolor como una estaca de incidencia.

Aceptar que no esta mal si no es de piedra,
aceptar que ya no importe si es tan burdo.
Que no soy ángel guardián, ni lo que esperan,
que me canso de vivir en este mundo.

Que no quiero... ya no importa si me hundo,
que sacudo de mi espalda otros huesos.
Que no tengo el altruismo en mi bandera,
que me voy sin cuestionarme los regresos.

Soy solo lo que ven... no lo que esperan,
que me guardo mis crueldades por ser "buena",
Que yo soy ese guerrero encadenado,
que yo soy eso que doy... y lo que aleja.

Que ya está, podría ser lo que quisiera,
que no espero aprobación... que nunca llega.
Que no importa cuanto des... parece poco,
que la plena aceptación no esta en sus ojos.

Norma Marchetti
25\1\2016

viernes, 15 de enero de 2016

Amanecer y ser humano


Esa mostruosa depresión... detrás el miedo,
esas palabras truncas del silencio.
Esa demencia triste de las de las venas,
ese fluido amargo que desmembra.

Esa pasión feroz... y el llanto fácil,
esa versión funesta de una imagen.
Esa expresión de piedra sobre lava,
una intención de abrir una muralla.

Ese latir brutal... desmesurado,
ese existir temiendo y esperando.
Una bandera blanca en la batalla,
pequeñas muertes grises... viejas almas.

Un reto... amanecer y ser humano,
un giro en enfortaleza... lo esperado.
Un manto de virtud sobre la espalda
y el viento tras del vidrio... abrir ventanas.

Norma Marchetti
15\1\16