traductor

sábado, 20 de febrero de 2016

Hilos manejando marionetas.


Este vendaval absurdo de ceniza,
cicatriz... y un nombre en la cornisa.
En el quejido lacrimoso de la noche,
van las claves estacando los reproches.

Sola en la frialdad del espejismo,
cauta en el vaivén de lo que vivo.
Rota en la quietud de cierta calma,
trepo en los latidos de distancia.

Todo en la balanza mas sensible,
caos de las voces que se erigen.
Pautas... de doctrinas no deseadas,
calles infinitas que no cuadran.

Hilos manejando marionetas,
mundos asfixiados de demencia.
Borde de un torrente en la tormenta,
forjan la visión algo aguachenta.

Voy a discernir... junto las fuerzas,
busco los carriles de coherencia.
Armo con mis restos mi armadura,
junto del escombro lo que ayuda.

Norma Marchetti
20/02/2016



No hay comentarios: