traductor

sábado, 7 de mayo de 2016

Para no darte nada.


A veces ya no quiero tomarte de las manos,
no quiero ni encontrarte en esta humanidad,
y me salgo del juego con las manos heladas,
y vuelven esas ganas de huir sin vacilar.

Y soy esa ceniza que se desarma al viento,
que se mete a la nada, que no se deja ver.
Y soy esa triteza que se muere aferrada
al murmullo del río que pasa y ya se fue.

Y quiero ser ausencia para no darte nada...
y quiero ser historia para no oirte mas.
Y quiero estar a solas con toda mi vehemencia,
y quiero despertarme del sueño a la mitad.

Fugarme al universo y verlo a la distancia,
perderme en los colores, hallar algún lugar,
abrirme las fronteras, negarte los abrazos,
negarte lo que sobra, guardarme la verdad.

Equilibrar el peso, perderte y que no duela,
cerrarte los oídos, que vuelvas a esperar,
meterme en los espacios escuetos y tranquilos,
que vuelvas sin mis pasos... no voy a caminar.

Norma Marchetti
7/5/16

No hay comentarios: