traductor

domingo, 29 de agosto de 2010



Se acurruca... y cae

Ábaco en espejo de espectral firmeza,
cándido retrato trazando la vuelta.
Belleza y misterio sobre los diamantes,
conciso el esfuerzo en busca de ensambles.

Pirámide tronca de arena y silencio,
se alza en la noche y le roba el sueño.
Se aferra con prisa y golpea su fase…
la luna entristece, se acurruca... y cae.

Cadenas de fuego en la costa fría…
barreras saneadas con palabras vivas.
Allá en la tristeza, me abraza y contiene,
los pasos se acercan derritiendo nieves.

La rosa se inclina en su llanto débil…
el sol se abre en arco para su despliegue.
Garganta cerrada que percibe el eco…
versículo esclavo que recorre el tiempo.

Mi casa, ese templo, la lumbre… y mis rosas,
estrofas de sangre sobre el alma rota.
Un fluido claro desagua en caricias…
que tiembla en el sueño frágil de la vida.

Yo cierro mis ojos en respiro intenso…
retomo e inicio su congoja y ruego.
Las manos de letras me guían y sienten…
el pecho clavado en brutal vertiente.

Norma Marchetti
29/8/10
http://www.youtube.com/watch?v=HGyes2XxN7o

1 comentario:

victormanuelguzman@yahoo.com dijo...

Saludos cordiales mi qurida amiga. Tu poesía tienen el equilibrio del claroscuro poético que no esta en los elementos sino en el estilo y la estética. Lo personal es inconfundible no es aquello que nos cuentas sino la manera en que nos cuentas.
Con mi afecto y mi admiración a tu creación.
Víctor Manuel