traductor

lunes, 13 de diciembre de 2010

Abierta al destino Pálida la luna se avista de día, tenue y en silencio... ni se la advertía. Una esfera blanca sobre fondo claro, un lejano enfoque de contraste magro. Perpetua y escueta se plasma en el cielo, recorta el celeste ... circular espejo. quieta en el presagio... nada la movía, roto el torbellino, se queda dormida. Fábula del tiempo que reclama lumbre... la cresta del aire que rodea la cumbre. El audaz despliegue retrae sus ganas, libera y arriesga... no decide nada. Voluntad de acero y quietud pactada, rota las cadenas se vuelve y se calma. Un sendero abierto sin portal ni puente, una perla blanca abierta al presente. Junta rosas blancas... las lleva en las manos, Su vista de alba purifica el cambio. Camina sin prisa abierta al destino... que llega en su vida desde algún inicio. Calidez del astro que brilla en su limbo, se avista en dorado bañando el recinto. Allá el poderío que su luz domina... en los valles verdes... con el agua fría. Amigo de calles que dejo sin vida, le obsequio un abrigo en las noches frías. Compañero errante de mi alma esclava... cortando cadenas para liberarla.. El plazo se cumple... vuelve a la cordura, pinta de dorado una fase oscura. Un paso tras otro... avanza sin pausa... corazón de sueños, que abraza su causa. Apuesta a su fe... cambia la mirada, vierte sentimientos que la vuelven cauta. Guarda en sus pupilas escenas veladas... se vuelven retratos felices de infancia. 21/11/10

No hay comentarios: