traductor

domingo, 5 de junio de 2011

De aguja y lienso.

Sale el sol una vez más... pálido y frío,
y surgen el eco en la penumbra del pañuelo.
Sobre la tenue lucidez escribo al filo....
y con mi mano pinto rosas en mis versos.

Me reinvento en las mañanas por ser ave,
y confecciono algún quizás de aguja y lienzo.
Con esas lágrimas... caireles, son cristales,
de las leves sinfonías de mi vuelo.

Ornamento en la presencia en este pecho,
orlando en el dolor de ida y vuelta.
Ordena el viejo palpitar en el desierto...
olvida y vuelve a ser gaviota en el intento.

En la ventana el sol se duerme acurrucado,
en el sendero crece un brote... en el otoño.
Encadenada a la ilusión de ser un prisma...
encuentra en esta tempestad algún retoño.

Respondo al corazón cuando reclama...
respiro el aire gris de otro misterio.
Rasgueo el tiempo que se avista de mañana,
retorno al bálsamo que alivia mis recelo.

Gastada la conciencia entre los yerros,
girando en la inconsciencia se desvela.
Glicinas que son sombra y son perpetuas...
glosario de palabras que no aciertan.

Junto al margen del momento se reaviva,
justo al verse en la nada se hace esquela.
Jinete que en su trote no es partida...
justicia de los cielos... sed de tierra.

Norma Marchetti
5/6/11

No hay comentarios: