traductor

martes, 18 de octubre de 2011

Ese vaso de ausencias.

Esta sangre que bulle en mis venas...
esta sed de ese vaso de ausencias.
El latido que mueve en mi pecho...
la partida que anclaste en mi puerto.

La inocencia que robaste amis ojos...
la presencia que grite sin decoro.
Y retumba el espacio vacío...
y me abrazan los brazos del frío.

Y ese beso enorme del tiempo...
Y ese enorme suspiro de versos.
Y te fuiste sin verme a los ojos...
y cargue esa cruz en mis hombros.

Suplicaba a mi Dios tu regreso...
las estrellas lloraban mi sueño.
Y guarde tu poema en mi pecho...
lo grave en mi alma y mi cuerpo.

Tu nombre viviendo en poesías...
y esa voz tan ausente en mi vida.
Y el recuerdo desgarra mis manos...
que no encuentran aquello que amaron.

Norma Marchetti
18/10/11

1 comentario:

Juan Carlos Lozano dijo...

¿que será aquello que amaron?... pero , sin embargo, si amaron en verdad... son capaces de volver a amar... un besito.. juank.