traductor

lunes, 7 de noviembre de 2011

Que tal vez mañana...

Y se suceden los días
como cuentas de un rosario,
como esa arena que cae
cuando el reloj se ha girado.
Cuando el silencio reclama,
cuando la paz se hace etérea
en los confines del cuerpo,
en la verdad que no llega,
en la reserva que agota
cada esfuerzo cotidiano,
cada plegaria a su tiempo
en un latir más pausado.
Voy en busca de mi tiempo
a rearmarme entre cenizas,
a pisar un suelo firme
a ganarme otra salida,
hasta abrirme al universo
con la fe que antes tenía.
Soy mi propia voz
que suena en el hueco
de las horas solas
al final del cuento,
que no dice nada,
que se ha borroneado,
que no tiene un orden
ni un final pensado.
Aprendo del tiempo
que muestra otra cara,
que dice...- No importa,
que tal vez mañana...
vendrá un día nuevo
a besarte en calma,
sin las vanidades
de falsas palabras.
Y aquí sin rencores...
me encuentro callada,
y camino sola
en busca de nada,
que la vida es todo...
y el amor... espera,
porque se que un día
estará en mi puerta.

Norma Marchetti
7/11/11

No hay comentarios: