traductor

martes, 21 de febrero de 2012

Cuando despierte mañana

En la corte del silencio,
viven voces sin gargantas
que se beben la ironía,
donde el reposo es tumba
de melancólicas muertes
y mis manos van vacías
arañando mi presente.
Donde se aferran mis ojos
a esa última mirada,
al abrazo mutilado
que se tatúa en mi espalda.
Estas alas que se agitan
sin fantasmas del pasado
y se adormecen de intentos...
y se resguardan del llanto.
Este frío no es de invierno,
es mi pecho sin su fuego...
los ventrículos resecos,
en las sístoles mecánicas
de los días y sus yerros.
Me maquillo una sonrisa
sobre mi cara lavada...
una flor en el cabello
para dejarla en la almohada.
Y acomodo mis hombros,
para caber en tu pecho...
y soy esa gota de agua
sobre los labios resecos.
Y por las noches me apago
sobre mis sábanas blancas...
solo serás un recuerdo
cuando despierte mañana
y le reproche a mi cuerpo,
esa entrega desmedida
y me deshaga del tuyo...
como puñal de una herida.

Norma Marchetti
21/2/12

No hay comentarios: