traductor

domingo, 6 de mayo de 2012

caricias de ocaso...


Fluído de luna
sobre un mar de estrellas,
estreno un lucero...
desdibujo afrentas.

El futuro se alza
en cumbres distantes,
afianzo un inicio...
sobre los desmanes.

Sereno en silencio...
aminoro el paso,
el tropel del pecho
se vuelve remanso.

Y es la luz muy tenue
del creciente día...
que me arrima al muelle
bajo la llovizna.

Y la angustia danza...
se acopia a los besos,
la duda es un manto
que guarece al miedo.

Se filtran destellos
detrás de la puerta,
voy a reinventarme
subiendo la apuesta.

Músculo extremado...
corazón raído,
caricias de ocaso...
acuoso delirio.

Norma Marchetti
6/5/12







No hay comentarios: