traductor

lunes, 11 de junio de 2012

Y tal vez...


Se desangra el cielo...
y es sutil llovizna,
que moja mi rostro
mientras se desliza.

Y es ese retrato
la sensación viva,
el silencio intenso...
la voz que me grita.

Si el amor se mofa
y cruel se ironiza,
me comprime el tórax
y se vuelve asfixia.

Corazón muy frágil
de cristal quebrado,
como agua turbia
de sabor amargo.

Al caer la noche
se escurre entre sombras,
jirones de un tiempo
se vuelven memorias.

Me quedo callada...
no tiene sentido,
se me ahoga el alma
con cada suspiro.

Y tal vez mañana...
tal vez algún día...
encuentre los ojos
que hoy no acarician.

Norma Marchetti
11/6/12


1 comentario:

Mabel Danner dijo...

Bellísimo poema, que llega a mi alma, es maravilloso como escribes, gracias por compartirlo. Saludos cordiales.