traductor

jueves, 9 de agosto de 2012

Sembró lirios en las piedras.


Desvencijadas las manos
modelando las opciones,
adoptando esas formas...
acoplándose a los roles.

Un café amargo... intenso,
una cruz en la columna...
Una llaga que no cierra,
en ese costado a oscuras.

Un puñado de inocencia...
desperdigado en el viento.
Apelando a la nobleza...
y el egoísmo en el eco.

Con el último suspiro...
abrió el pecho y las entrañas,
dejo todo en esos brazos...
y no se quedó con nada.

Sembró lirios en las piedras...
caminó con pies descalzos.
perdiéndose en los pasillos
que conducen al cadalso.

Una mirada tan fría...
como los gélidos pasos.
Ella traspasó su dermis...
él se cubrió de alabastro.

Norma Marchetti
9/8/12

No hay comentarios: