traductor

jueves, 27 de septiembre de 2012

Lo que no creía.


Y fue en el momento
que menos pensaba,
un silencio ambiguo...
palabras al alba.

El ensamble justo
y la fe dispuesta,
todo en sintonía,
mi verdad... tus huellas.

Renunciar al yugo...
liberar el cuello,
entenderlo libre
en un nuevo intento.

Y que sea el destino...
prendido a mis manos,
y que sea el alivio
que me dio su abrazo.

Lo que no creía
se prendió a mi pecho,
nada que me asigne
un lugar en tiempo.

Norma Marchetti
27/9/12




No hay comentarios: