traductor

domingo, 13 de enero de 2013

Decisiones.


Ya es tarde... los hechos son verdades tangibles... descifrables. Quisiera no ser tan sensible, pero es la raíz de mi vehemencia, esa que me hace tan etérea y potencialmente penetrable.
 Debo decidir a donde voy... con un pie en el estribo y ese grito intempestivo desde el pecho, que sabe a sangre y a latidos... a manos agrietadas... a murallón de lágrimas comprimidas en la garganta... a noches de desvelo... a soledad.
 Y las decisiones se desprenden como pétalos de margarita, ofreciendo opciones tan disimiles como extrañas... una realidad absolutamente impredecible...
 Los sentimientos son esas sensaciones que dejan marcas indelebles en el corazón, esos hilos transparentes que te atan sin permiso... y duelen cuando intentas alejarte. Esos hilos que no se cortan, para liberarte de sus ataduras, es necesario arrancarlos...  y esto, lleva a un dolor agudo y una herida abierta que demora en cicatrizar... mientras tanto, se pierde un fluido constante que nos debilita... y siempre queda una cicatriz que se plasma sobre la memoria... dejándonos a la defensiva... con el miedo propio de quien se expone sin defensa al sufrimiento... y todo por un momento de intensa felicidad... que dura un momento, se acentúa en el tiempo y jamás se olvida.

Norma Marchetti
13/1/13

No hay comentarios: