traductor

jueves, 12 de diciembre de 2013

Los labios abiertos soltando el pasado


Me abro a la amplitud que da el abrazo,
sobre la escollera corta de mis pies descalzos.
La agudeza azul de un silencio helado...
la simpleza afable de tus ojos claros.

El sonido escueto de la brisa al paso,
los labios abiertos soltando el pasado.
El reflejo de otro me muestra mi lado...
ojos en el alma... guían mi descanso.

El temple se encausa en el eco interno,
mis manos son aves buscando sustento.
Un perfil sin manchas de causes diversos,
un diálogo adulto se me enciende adentro.

Lecho sin relojes ni leyes lascivas,
cándidos colores pintando la vida.
Una luz en torno al  osado intento...
bordando su nombre sobre un paño nuevo.

Norma Marchetti
11/12/13


1 comentario:

Vivian Katiana dijo...

Imagínate, cómo podríamos sostener un paño nuevo ni antes no soltamos eso que ocupaba un lugar y ya no es más. Qué hermoso trabajo, te felicito.