traductor

lunes, 2 de febrero de 2015

Destino para armar


La cresta de la ola... apacible,
un faro sin final en la pericia.
Un hierro, un mineral, una corola,
un cielo terrenal en la codicia.

La copa de la arena esta invertida,
un sol al despertar de otra salida.
La escala del perdón... y yo en camino,
un costo en la lectura de lo escrito.

Un canto de metal enardecido,
un cerco y un acopio de tristeza.
Un cálculo de a dos... y otro en mis manos,
un viento desde el este... degradado.

Un águila gritando en las alturas,
un clavo en la pared de toda duda.
La taza con el té... sin la cuchara,
las cosas que no son batiendo alas.

Un corto cinturón algo ajustado,
un justo sacudón sobre lo vano.
La escena de un pasado... sin espejos,
un crudo comenzar llenando huecos.

Las manos sin lavar cargando culpas,
un leve parpadear en la penumbra.
Segundos por millares se descuelgan,
los juicios son de voces más internas.

La piel que se cambió... y la que aflora,
un lento palpitar que ya no estorba.,
el claro a mi derecha esta difuso,
mi extraña dilación en mi refugio.

La áspera vereda... pies descalzos,
un ancho boulevard entre dos tramos.
un banco y un farol... rincón urbano,
destino para armar... miedo y encanto.

Norma Marchetti
2/2/15




No hay comentarios: