traductor

viernes, 17 de febrero de 2017

Me niego a ser silencio complaciente.


Me siento en la cornisa de mi mundo,
observo el zigzaguear de una vertiente.
No quiero el pulular de la inventiva...
me siento a meditar que es pertinente.

Escarbo en los rincones desidiosos...
expando mi emoción sin continente.
Arribo en el andén más solitario...
escarbo en los pilares de mi mente.

Abrazo mi interior, reviso heridas,
relajo el corazón algo vehemente.
Consumo soledad... y es brisa fresca,
abrazo este temor que me detiene.

Reparo fortalezas herrumbradas,
impera en mi interior la voz hiriente.
Afuera esta nublado, no hay estrellas....
reparo mi visión más inconsciente.

Me niego a ser la excusa de una causa,
me ahogo en las verdades displicentes.
soy carne, soy esencia y perspectiva...
me niego a ser silencio complaciente.

Le escribo a mi coherencia amurallada,
dibujo algún mural algo elocuente.
Poesía, es el temblor, latido y calma...
le escribo al que me oye aún sin verme.

Norma


,

No hay comentarios: