traductor

jueves, 24 de marzo de 2011

Me duele.

Ya no tengo palabras... la ausencia duele,
camino suspirando... sobre esta nieve.
Me duele esa historia que ayer leía...
ne duele todo el frío que se avecina.

Me duele el canto manso y la sordera...
me duele esa llovizna que a veces pega.
Me duele estar tan sola frente a la nada,
me duele ese retrato que se desgrana.

La noche que se apresta... duelo de horas,
se la mofa la desdicha... mora en mi alcoba.
Hoy la implacable muerte mato al pecado...
de creer que podía extender mis manos.

Me duele esa mirada sin un presente,
me duele que ese día no sea al siguiente.
Me duele el acorde amargo de la cordura,
me duele que nunca cierre la herida aguda.

Tan sola que hoy me abriga tan solo el viento,
tan duro que se me clava justo en el pecho.
Me duele la forma torpe de mi pureza,
me duele romper las cartas sobre la mesa.

Me duelen estas ojeras de tanto intento,
me duele lo que me causa el movimiento.
Me duele el ser la muerte por un momento,
me duele ver esta sangre que cubre el cielo.

Norma Marchetti
24/3/11

No hay comentarios: