traductor

jueves, 21 de abril de 2011

Tres temas que me apasionan...



No soy de las personas que desperdician su energía en temas que no consideran realmente importantes... solo me concentro en lo que me interesa y no se si es porque tengo poca energía o porque esta vocación de madre, con la que nací, me hace adoptarme y cuidar "hijos" en cualquier parte... y eso me roba mucho tiempo. Lo concreto, es que no apoyo fanatismos, ni el estar en mil cosas a la vez, solo por estar tan ocupada que no me permita reflexionar sobre lo que tengo o lo que soy. La vida me ha llevado por caminos diversos, aunque nunca haya salido de mi país y solo conozca un ínfimo porcentaje de su geografía... ¿Qué digo con esto?... que el mundo en su totalidad, es prácticamente un misterio para mí, pero todos sumamos experiencia en la vida y la mía no pasa por ahí y deduzco que se debe a una deficiencia mía a la hora de elegir los caminos a seguir. Retomando el tema, mi experiencia tiene más que ver con lo interior, propio... y ajeno, con buscar lo esencial... lo intangible... lo escondido... llámese alma, espíritu, ser... lo importante de esto, es que en realidad es lo único que hace que una persona sea valiosa e insustituible, por eso y algunos otros motivos, la mirada de una persona es irreemplazable... se pueden decir millones de palabras... incluso hechos... lo que sea... "nada reemplaza una mirada", si la mirada, todo es a medias y uno no sabe que pensar, porque es fácil, (si se tiene el don) inventar un mundo de palabras... pero lo real es que debe tener una concordancia. El hombre, llámese humano, no es solo espíritu, o solo cuerpo es una fusión de ambas cosas, disociarlo es un error que se comete para justificar que lo que el cuerpo o el espíritu hacen, no afecta a un todo, que sería, ni más ni menos que lo que somos. De esta manera se justifican las infidelidades, porque es fácil, se dice... "no importa, solo fue físico"... pero no es así, uno no desactiva una parte cuando se activa la otra, pero reducimos lo que somos a solo eso.
Hay temas que me apasionan, sin duda uno es el amor, otro la fidelidad y el tercero, es justamente este... "somos un todo, no se debe separar cuerpo de espíritu", porque suele ser una cruel y licenciosa manera de justificar lo injustificable. Algunas veces escucho decir... "te espero en el cielo", frase que traducida sería... "en esta vida no puedo, pero... si hay otra vida, te espero ahí"... y eso no es así, uno elige compañero/a en la tierra y se van juntos o se esperan allá... pero bueno, esto es para los que creemos que dentro de este cuerpo, habita lo que somos y es lo eterno, lo que no se deteriora y vivirá por siempre cosechando el amor que hayamos sembrado y cuidado en la Tierra. El tema del amor, es muy vulgarizado y vapuleado, se dice "es mi forma de querer" y yo me pregunto... ¿Hay formas de amar?... ¿O el amor se da solo de una manera?... mi entender y en mi humilde opinión, el amor es combustible que nos mantiene vivos... y al morir, es lo único que nos garantiza que alguien registre nuestro paso por el mundo. Hasta el momento y de acuerdo a mi experiencia, hay una sola manera de querer... "generosa e incondicionalmente", tal vez para los que me conocen, esto les parezca algo que no condice con lo que digo aveces, pero, y más allá de mis apasionamientos y arrebatos, lo siento así, lo que sucede, es que es el sentimiento más fuerte de todos los conocido, tanto es así, que hasta el mismo odio es su afluente... nada se puede odiar si no fue querido con anterioridad, esto se basa en el hecho, que no odiamos lo que nos es indiferente... podría compararse con lo que representa Dios y el diablo ( o como queramos llamarle), que no era ni más ni menos que el ángel más perfecto que había creado Dios, pero lo quiso igualar... haciendo de esto el caos más grande sobre la humanidad. Y como último... mi tercer tema apasionante es la fidelidad. Como ya mencioné antes, no es un tema menor y no es que cuando esto sucede no hay vuelta a atrás... tal vez, todo sea cuestión de comprender que le ocasiona al otro y revertirlo. Las infidelidades no se dan solo en las parejas... también son a nivel d amistades, familia, trabajo etc... lo comúnmente llamado... "traición". todo tiene sus reveces y sus segundas intenciones, incluso, lo que aparenta ser una traición puede no ser entendida así, por quien la comete, pero, el daño no esta en lo que hace esta persona, sino lo que provoca al otro. Este tema deriva en muchos otros, pero fundamentalmente lo importante es la verdadera intención... no la que se dice intentando justificarlo todo... la otra, la del corazón, el daño que causa el tomar conciencia del dolor ocasionado. Cuando el tema pasa por el amor... no concibo una entrega a medias, digamos, "te entrego mi cuerpo pero no mi espíritu" o viceversa... la entrega debe ser total, porque sino es como decir... "Te quiero... pero no tanto como para...".
Bueno, en definitiva... amo al naturaleza, sus maravillas, y la sincronización natural de todos los seres vivos... aunque en algunos aspectos es cruel... pero esto no es el paraíso, por eso Dios nos regalo el amor, que es algo así como el más poderoso afrodisíaco... nada comparado a las sensaciones que genera... todo es muy intenso... para bien y para mal... a pesar o a beneficio.
Norma Marchetti
21/4/11

No hay comentarios: