traductor

viernes, 16 de septiembre de 2011

Cuando al fin sea la noche

Me fusiono con la luna
en un pacto en silencio,
ella me viste de noche...
yo la acomodo en mis versos.

Mis dedos son artesanos
empapados de verdades,
con las formas de mis trazos
ajustando mis pulgares.

Y el perfume a primavera
se me cuela en los sentidos,
y desandas en mis arenas
hasta sorber mis suspiros.

Calles de un mismo sentido
que se abren en mi pecho,
como pétalos de rosa
desprendidos por el viento.

Como gota de agua tibia
que resbala por mi espalda,
como como la mano intangible
que me traspasa y me salva.

Cuando al fin sea la noche
esa testigo que embriaga,
conocerás lo que enciende...
el cirio de mi esperanza.

Norma Marchetti
16/9/11

No hay comentarios: