traductor

martes, 21 de abril de 2015

De frente al murallón...


Un hálito especial... se expande el pecho
se muta en el semblante y vericuetos.
Un gesto en la estrechez de las distancias,
el reto es la vivencia entre otras almas.

Segundos, y un latir tañido en bronce,
el péndulo implacable que se corroe.
De frente al murallón... el desafío,
escollos desmembrados y transgredidos.

Las manos que trabajan, es a destajo,
el puente de la unión... y un río abajo.
El lema es no entregarse a la derrota,
son vallas de metal... unas tras otras.

Un mimo, una versión más mesurada,
un manto amortiguando de partes blandas.
Escudos que defienden esa inocencia,
batallas tan brutales como su arenga.

Las flores de malvón en la apertura,
acuosos de dolor... ojos en fuga.
La vida introspectiva y la superflua,
el cerco acorazado de una silueta.

Modelos acuñados desde la infancia,
la suma de experiencia y la templanza.
Un coto en lo admisible de una historia...
la breve trascendencia en las memorias.

Norma Marchetti
21/4/15

No hay comentarios: