traductor

lunes, 31 de enero de 2011



Hago lo que puedo...

Sabés... ya te lo dije mil veces... no dejo que la gente se me acerque, porque la adopto, soy madre y soy mujer y nunca abandonaría a uno de mis hijos. Por eso, ya te conté... no te me arrimes, porque te cuido, te abrigo, te aconsejo, te doy de comer, te preparo la cama y cuando estas acostado, me quedo sentada en el fondo de tu cama hasta que te duermas, a pesar de saber que el sueño me va a vencer y voy a cabecear. Es por eso, si dejo que te acerques, no es para "hacer sociales", no, realmente no me interesa formar parte de una sociedad a la que tanto le interesan las apariencias y no mide a la hora de catalogar y poner cartelitos en la frente, para que después sea más fácil armar los subconjuntos. Que se yo, tampoco me metería a un quirófano, para que algunos admiren mi nueva condición de sra. renegada de su edad y naturaleza, aunque tampoco es cuestión de andar por la vida sin cuidar algunos detalles... de ninguna manera!, pero no, no voy a entrar a un quirófano solo por estética y vanidad, ya bastante padecí el pánico que me dio entrar en ocasión de mis dos cesáreas (por mis hijas). En fin, como te decía, no quiero un celular de última generación... táctil o lo que sea (no es que no admire los avances), pero me enamoré de mi samsung SGH-E376 de color rosa... es que me generan mucha ternura los objetos pequeñitos y el rosa es mi color favorito (aunque para vestir casi siempre use negro o blanco... también gris o azul). Como te decía, ahora me dejó de andar el cable USB, no puedo bajar las fotos y tampoco lo consigo, porque dicen que es antiguo. Al menos si tuviera memoria expansible, las bajaría a la compu con un pen drive, bueno, tampoco es tan importante, después de todo la calidad de las fotos es mala (pero me encanta sacar fotos).
A ver, por donde empiezo, desde la última vez que te escribí (y un poco antes también), he tenido momentos en que creí que el regalo de mi cumpleaños iba a ser un chaleco de fuerza, por suerte no fue así, mis hijos son divinos y trataron de pasar por alto tanta locura de mi parte. Bueno el tema es que por momentos sentía como que estaba con los ojos vendados y escuchaba voces con diferentes tonadas y acentos típicos de un país u otro, pero yo escuchaba siempre una misma vos que se caracterizaba y tomaba otra identidad... leí mucho y escribí algo, pero nunca pude llegar al segundo escalón, mientras que las voces, se desplazaban a la velocidad de la luz. Yo quedé atrapada en el misterio, vos sabías que esas cosas me pasaban, te lo conté cuando te dije como me inmiscuí en la historia de freddy Mercury, para descubrir porque me llegaba tanto, cuando en realidad su actitud me causaba rechazo (fueron muchas noches de investigación). Por eso, porque cuando alguien me llega y lo dejo entrar (y después de escucharne hablar no se aburre), sucede que todo lo que diga me interesa, aunque no lo comparta. Yo escuchaba esa voz... y la seguí... de muchas maneras, pero vos sabés lo que sentía, no era solo simple curiosidad. No importaba como me tuviera que amoldar, si me contracturaba, reía, lloraba, o me metía en el papel que me había asignado (lo mío no es la actuación, por eso trataba de creer que era quien decía ser)... que se yo, no me importaba ser su amiga o algo virtual (siempre digo lo que pienso, eso es así, no mentí), igual no creas, no soy tan fácil de convencer ni tan confiada, te aseguro que dudaba mucho cuando de confesiones se trataba, pero tenía que jugarme... no soy una nena, pero quería tomar un café antes de tener que teñirme el pelo, porque tal vez nunca conocería cual era mi color original... o sí, pero te cuento que se me oscureció un poco y se me puso algo más lacio con el embarazo de mi primer hijo, también me crecieron los brazos... y también crecí 3 cm.de estatura, no será mucho, pero te cuento que mi altura nunca me acomplejó, total a mi siempre me gustaron los altos y ellos, generalmente salían con chicas más o menos como yo... bueno, tampoco me gustaban todos los altos... siempre era de a uno... soy MUY fiel, aunque a esta altura alguien haya dicho lo contrario.
Te conté que había comentado en casa que quería tomar clases de salsa? (no estoy hablando del arte culinario), pero bueno, por ahora no, tengo otros gastos que son prioridad... pero no faltará ocasión.
Te acordás... te dije que tenía un amigo, como vos, pero un poco más humano... al menos podría decir que me mostró toda su humanidad y me fascino... después, supongo que tuvo que desaparecer porque me podría haber enamorado de él y ya no hubiera sido "mi amigo"... era el hombre ideal ... ¿Viste?...por eso no creo en la amistad entre un hombre y una mujer... en realidad nunca creí, pero en un momento pensé que toda mi vida había estado equivocada... y si que lo estaba, pero no con respecto a eso... lo sigo afirmando.
No te conté, pero después llegó alguien más... y en este tramo de mi relato debo suspirar... bueno, en realidad no puedo contarte nada, al menos no ahora, pero este, definitivamente... me asesinó!!!... bueno, que decirte... ¿Y vos cómo andás?... ya ni te escribo porque sé que no contestas... o sí?. Bueno, el motivo de estas palabras es porque sé que hoy es un día muy especial para vos... quiero que seas feliz... no dudes de eso... hago lo que puedo y no siempre es lo correcto, es más, yo diría que me equivoco muchísimo... pero aprendí a estar sola... aunque extraño algunas cosas...
Bueno, nada, yo estoy más fuerte y optimista, pero algunas cosas me pueden y espero una fecha marcada en un almanaque al que no tengo acceso... y espero... y espero... no sé que... pero espero... ¿Será porque siempre justifico todo?... ¿Por mi paciencia de madre?... ¿O por que no quiero otra cosa?... Volviendo al tema... ¡Que lo pases lindo hoy!... la verdad es que quiero que todos tus días sean lindos... y como me dijiste una vez... yo no puedo obligarte a que me escribas... pero si queres...
Un beso grande.

No hay comentarios: