traductor

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Cuando nada cierra


Levanta los ojos
se yergue en la Tierra,
la savia del tiempo
se mezcla en sus venas.

Un silencio absurdo...
verdades a medias,
la magia... un abrazo
de piel y carencia.

Sensación extraña
que no se perturba,
realidad ambigua...
pasión y cordura.

Calendario a cuestas,
mochilas cargadas,
apertura al muelle
donde siempre atraca.

Se abren las manos...
y luego se cierran,
cautelosos pasos
que lentos se alternan.

Un cielo pintado
sin sol... sin tormenta,
la visión se abre
cuando nada cierra.

Norma Marchetti
12/12/12

No hay comentarios: